Ley de Segunda Oportunidad

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad, fue aprobada por el gobierno español el 28 de julio de 2015 (Real Decreto-Ley 1/2015) y ha sido recientemente reformada en septiembre de 2022 (Ley 16/2022).

Esta Ley está pensada para que las personas físicas, bien sean  particulares o autónomos, con sobreendeudamiento, que no pueden hacer frente a sus compromisos de pago, y que se encuentren en situación de insolvencia, bien sea actual o inminente, eliminen total o parcialmente sus deudas contraídas con las entidades bancarias, de crédito, con terceros o Públicas (Seguridad Social o Hacienda) y tengan la oportunidad de empezar de cero.

Beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad

Esta ley permite a particulares y autónomos, la eliminación de las deudas, para que las personas puedan “volver a empezar”.

Tal y como se expone literalmente en la propia Ley Concursal, “su objetivo no es otro que permitir […] que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

Con la Ley de Segunda Oportunidad se paralizan los embargos y procesos de reclamación de deudas, y una vez finalizado el proceso se consigue la salida de los ficheros de morosidad (ASNEF, CIRBE, etc).

¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

A este mecanismo legal pueden acogerse aquellas personas en situación de sobreendeudamiento que se encuentren en un estado de insolvencia, pudiendo ser este estado de insolvencia actual, cuando el deudor ya ha dejado de pagar actualmente a sus acreedores por carecer de medios con los que hacer frente a tales pagos, o de insolvencia inminente, cuando el deudor todavía no ha incumplido sus obligaciones exigibles, pero es objetivamente previsible que vaya a ocurrir. La reforma de la Ley Concursal prevé un nuevo estado de insolvencia: el estado de insolvencia previsible. Se considera que existe probabilidad de insolvencia cuando sea objetivamente previsible que, de no alcanzarse un plan de reestructuración, el deudor no podrá cumplir regularmente sus obligaciones que venzan en los próximos dos años.

Además de estar en situación de insolvencia, para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad hay que cumplir ciertos requisitos, pero el principal de ellos es ser considerado “deudor de buena fe“. La definición de deudor de buena fe hace referencia al cumplimiento de reglas de honradez y veracidad durante todo el proceso, no llevando a cabo ninguna acción contraria al procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad y no ocultando información ni falseando la facilitada.

REQUISITOS

La Ley de la Segunda Oportunidad está hecha principalmente para los ciudadanos particulares y los autónomos. Su nombre viene de la cancelación de la deuda, que permite empezar de nuevo a las personas que se acogen a ella.

Los requisitos principales son:

  • Demostrar la buena fe del deudor, no habiendo enajenado los bienes de forma fraudulenta y ejerciendo una colaboración activa con el juez y la administración concursal.
  • No tenga antecedente penales por delitos socioeconómico en los últimos 10 años.
  • No haber sido sancionado en los últimos 10 años por sanciones tributarias muy graves, Seguridad Social o del Orden Social.
  • No haya acudido a este mecanismo en los últimos 2 ó 5 años, según los supuestos, desde la exoneración anterior.
  • Tener deudas con, al menos, dos acreedores distintos. Las deudas pueden ser tanto públicas como privadas

Para acogerse a esta Ley Segunda Oportunidad, no es necesario la cesión de los bienes y activos. Es posible elaborar un plan de pagos conforme a tus circunstancias personales. No se exonerará el total de la deuda, pero te aseguras el mantener tus bienes.

Requisitos Ley Segunda Oportunidad

¿Qué deudas pueden cancelarse con la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad permite cancelar casi todas las deudas: préstamos, tarjetas de crédito, microcréditos, facturas, etc. También se contempla, tras la reforma de la Ley concursal en el año 2022, la cancelación de las deudas con Hacienda y la Seguridad Social, aunque sólo hasta determinados límites.

Hay ciertas excepciones en cuanto a qué deudas son exonerables, como son las deudas por responsabilidad civil extracontractual, por muerte o daños personales, las deudas por responsabilidad civil derivada de delito, las deudas por alimentos, las deudas por salarios correspondientes a los últimos sesenta días de trabajo efectivo, las deudas por costas y gastos judiciales derivados de la tramitación de la solicitud de exoneración o las deudas con garantía real.

¿Cuánto dura el procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad?

La duración del procedimiento varía principalmente en función de la complejidad de cada caso y de la saturación del juzgado que lo tramita, aún así, la Ley establece que el procedimiento no podrá exceder de 18 meses.

Los procesos más rápidos en tramitarse son aquellos denominados “sin masa“, que son los casos en los que el deudor no posee bienes y las deudas hacen inviable su continuidad económica. En la modalidad “con masa” es preciso liquidar los bienes o someterse a un plan de pagos que debe ser aprobado y en estos casos actúa la figura del Administrador Concursal, lo que acaba alargando los tiempos del procedimiento.

¿Cómo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Análisis viabilidad del caso

Recopilación de la documentación necesaria

Elaboración de la demanda y el posible plan de pagos

Presentación de la demanda por parte del Procurador

¿Qué ocurre una vez presentada la demanda para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Las deudas que tuviera el deudor dejarán de ser exigibles, es decir, no tendrá la obligación del pago de las deudas.

Se interrumpe igualmente la aplicación de intereses y recargos sobre el impago de las deudas

En el caso de que exista alguna ejecución de embargo, ésta quedará también paralizada.

Abogados especialistas Ley Segunda Oportunidad

¿Cuáles son los beneficios de obtener la exoneración de las deudas con la Ley de Segunda Oportunidad?

Es posible volver a solicitar préstamos y productos financieros

Obtener la exoneración de la deuda implica la oportunidad de volver a empezar de cero sin cargas económicas

Salida de los ficheros de morosidad

Una vez se han cancelado todas las deudas se puede solicitar la salida de los ficheros de morosidad y quedar libre de esta marca

Cese del acoso de los acreedores

Una vez que el Juez emita el BEPI que conlleva la exoneración de las deudas, los acreedores ya no podrán reclamar su impago

Novedades en la Ley de Segunda Oportunidad tras la reforma de 2022

Tras la reforma de 2022 de la Ley de Segunda Oportunidad se acortan los plazos, se simplifica el procedimiento y se abaratan los costes.

Ahora, se contempla que el deudor pueda exonerarse hasta 20.000€ de deuda pública: 10.000€ con la Agencia Tributaria y 10.000€ con la Seguridad Social.

No se precisa prescindir de tu vivienda habitual. La reforma establece que se podrá pedir directamente ante el juez la eliminación de deudas sin necesidad de liquidar el patrimonio. De esta forma, no te verás obligado a prescindir de tu vivienda habitual ni de los bienes y derechos, siempre y cuando se cumpla con los compromisos del plan de pagos aprobado (hasta 5 años)

Los plazos se acortan notablemente debido a que se elimina la obligatoriedad de pasar por una primera fase extrajudicial. Así, deja de ser preceptivo intentar un pacto con los acreedores antes de pedir el perdón del pago de las deudas. De esta forma, tras la reforma, se pasa directamente a la fase judicial, donde podremos solicitar hasta el 100% de las deudas pendientes directamente con el juez.

Este cambio en la Ley, abarata los costes del proceso al no precisarse un mediador concursal, no satisfacer ningún coste de Notaría, Registro Mercantil o Cámara de Comercio.

Tras esta reforma, al gestionarse todo el proceso directamente en fase judicial, cobra más importancia la actuación del abogado especialista en Ley de Segunda Oportunidad para asesorar al deudor en todo el proceso Concursal de la Segunda Oportunidad, como es el caso del despacho de abogados de Date una Segunda Oportunidad. Entre las funciones que cumple este profesional están las siguientes:

  • Sirve como guía legal y asiste durante todo el proceso
  • Prepara la documentación que se requiere para hacer la solicitud del BEPI
  • Asesora para hacer la propuesta de plan de pagos en el caso de ser necesario
  • Realiza todos los trámites necesarios para iniciar el proceso concursal

Te ofrecemos el mejor servicio, asesorándote gratuitamente y sin compromiso por nuestros abogados expertos que te atenderán y acompañarán en todo el proceso. No pierdas la ocasión de darte una Segunda Oportunidad y recuperar tu vida

Acógete a la Ley de Segunda Oportunidad

Inicia una nueva vida sin deudas. ¡Juntos podemos hacerlo posible!

Suspende embargos y paraliza los intereses con ayuda de nuestros abogados expertos en deuda